4 SENCILLOS MINI CUADERNOS

Para pintar, escribir o simplemente garabatear

Opción 1. Cuaderno grapado

He cortado folios blancos en el tamaño 21 cm x 14,8 cm que nos darán al doblarlos un cuaderno en A6 (10,5 cm x 14,8 cm). Como portada he elegido un papel estampado al que le he pintado un marco con un rotulador.

Lo primero es doblar los papeles por la mitad, colocar la portada hacia arriba y graparlos utilizando debajo una goma de borrar. Las grapas quedarán en la goma y con cuidado se pueden sacar de la goma. Con una herramienta para dobleces o un cuchillo o tijera, doblar las grapas para que queden cerradas.

Opción 2. Cuaderno cosido

He cortado folios blancos en el tamaño 21 cm x 14,8 cm que nos darán al doblarlos un cuaderno en A6 (10,5 cm x 14,8 cm). Como portada he elegido una cartulina estampada. Con ayuda de un punzón y sobre una base de fieltro, he perforado tres agujeros justo en el centro del cuaderno, que he cosido con un hilo resistente. El nudo lo he dejado en la parte exterior y he cubierto el lomo (para que no se vea) con cinta adhesiva washi.

Opción 3. Cuaderno con goma

He cortado folios blancos en el tamaño 21 cm x 14,8 cm que nos darán al doblarlos un cuaderno en A6 (10,5 cm x 14,8 cm). Como portada he elegido una cartulina estampada. He doblado todo y lo he sujetado con una goma plana.

Opción 4. Cuaderno taladrado

He cortado folios blancos en el tamaño 21 cm x 14,8 cm que nos darán al doblarlos un cuaderno en A6 (10,5 cm x 14,8 cm). Como portada he elegido una cartulina estampada que he cortado, para poder pasar bien las páginas. Tras taladrar el cuaderno, he sujetado las páginas con la parte de metal de una tira perforada para archivar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.